• C/ Rafael Salas Gonzalez, s/n. Local 1B, 41010 Sevilla
  • 954 33 44 45 / 627 184 835
Cirugía Refractiva
Usted está aquí: Inicio \ Oftalmología \ Cirugía Refractiva

¿Qué es?

Cirugía Refractiva es el conjunto de técnicas quirúrgicas que tienen como finalidad eliminar o minimizar los defectos refractivos oculares (tales como la miopía, hipermetropía o astigmatismo).

El láser de femtosegundo  nos ayuda y  reproduce con una precisión micrométrica las microincisiones previamente diseñadas por el cirujano en el ordenador, al que el láser está conectado, y por tanto no depende de forma tan directa de la destreza manual del oftalmólogo, aunque es muy importante la experiencia y seguridad del cirujano . Es una cirugía mucho más precisa, ofrece mejores resultados refractivos, aumenta la seguridad de la intervención y estandariza el procedimiento.

¿Que riesgos tiene la cirugía?

Un estudio  correcto  previo a la cirugía  minimiza los riesgos, y para no tener estas complicaciones hay que estudiar muy bien al paciente, candidato a la cirugía y descartar aquel que no debe ser intervenido con determinadas técnicas.

Pasos cirugía¿Qué posibilidad existe de tener una complicación grave?

Las complicaciones graves son muy poco frecuentes, y el riesgo de ceguera o de pérdida significativa de visión es muy pequeño. Algunas complicaciones pueden retrasar la recuperación completa de los ojos durante semanas o meses, pero es altamente improbable que ello derive en una pérdida de visión severa o irreversible.

En nuestras manos  no hemos tenido complicaciones serias  en la cirugía que no hayamos podido resolver con los avances  de tratamiento  actuales, sin embargo la cirugía no esta exenta de complicaciones.

Efectos secundarios y complicaciones

Afortunadamente, la mayoría de los efectos secundarios y las complicaciones se resuelven dentro de los tres meses primeros meses posterior  a la cirugía y generalmente, no dan como resultado problemas de visión a largo plazo.

Hipocorrección o hipercorrección

Aunque en la mayoría de los pacientes el resultado visual obtenido tras la cirugía es equiparable al que presentaban con sus gafas o sus lentes de contacto existe un reducido porcentaje de pacientes (por debajo del 1.5 %) en los que la agudeza visual no es tan buena como antes de la cirugía. Las probabilidades de que esto ocurra a un paciente en particular dependen en gran medida de la graduación tratada. Normalmente en estos casos solo y  muy rara vez  y, si es posible y el grosor y estado corneal lo permite, el oftalmólogo suele plantear un retratamiento del defecto refractivo residual.

Sensibilidad a la luz

Es posible que aumente la sensibilidad a la luz del sol y a los resplandores. Normalmente se resuelven de manera espontánea a medida que los ojos se acostumbran a la nueva situación.

Halos nocturnos

Se pueden experimentar halos o anillos alrededor de los focos de luz en las horas nocturnas. Los halos nocturnos disminuyen con el tiempo y no suelen suponer un problema en los pacientes intervenidos a largo plazo.

Incomodidad, sequedad y fluctuación en la visión

En las primeras semanas algunos pacientes puede notar sequedad ocular y fluctuaciones en la visión. Esto es normal durante el primer mes y se controla mediante el uso de lágrimas artificiales que reducen la sensación de sequedad.

Presbicia (necesidad de gafas de lectura o bifocales)

Usted puede necesitar gafas de lectura o bifocales en el futuro, como resultado de la aparición de presbicia posterior a la cirugía de miopía, hipermetropía y Astigmatismo.

La presbicia o vista cansada reduce la habilidad del ojo para enfocar objetos en visión  cercana, es decir de lectura,  algo que ocurre alrededor de los 40 años independientemente de haberse sometido a cirugía o no. Salvo que en su cirugía y dependiendo de su edad se hubiese corregido también la presbicia.

Descubra los beneficios del procedimiento exclusivo ReLEx Smile sin flap

ReLEx está cambiando completamente el mundo de la cirugía refractiva. Anteriormente se tenía que crear un corte lateral de aprox. 20 mm., mientras que en ReLEx Smile basta con una pequeña incisión de menos de 4 mm.

Cirugia refractivaTodo Láser Femto

Rango de indicaciones: variable según estudios previos.

La extracción lenticular sustituye a la ablación con láser de excímeros punto por punto. En comparación con los procedimientos basados en láser de excímer, se acorta el tiempo quirúrgico y ofrece un alto grado de predictibilidad, especialmente al corregir altos errores refractivos.

Resultados reproducibles

ReLEx no depende de nomogramas complejos ni de pruebas de influencia. Las condiciones ambientales intraoperatorias o las características individuales de la córnea casi no influyen en la reproducibilidad de la incisión lenticular con láser de femtosegundos.

Excelente predictibilidad

Los exámenes posteriores al tratamiento demuestran que se crea en la córnea la incisión lenticular previamente calculada con la máxima precisión y predictibilidad. La desviación de los resultados es muy pequeña y casi independiente de la corrección refractiva efectuada.

ReLEx combina varios factores que claramente van de la mano. Todo el tratamiento láser, que consiste en crear y acceder a un lentículo, se realiza en un solo paso. El cambio al láser de excímer que se precisa en los procedimientos LASIK y Femto-LASIK no es necesario en ReLEx, lo que ofrece un amplio abanico de ventajas.

Sin necesidad de reubicar al paciente

Toda la corrección refractiva se realiza con un único sistema, lo que implica que no es necesario reubicar al paciente. A diferencia de Femto-LASIK, solo se necesita planificar el tratamiento en un único láser. Procedimiento corto, solo se requiere un tiempo ligeramente superior para generar el lentículo que para el corte de un flap y la extracción del lentículo no lleva más tiempo que la apertura de aquel.

Gotas

Máxima protección de la córnea

Como el lentículo y el acceso se crean juntos, no se deben respetar tolerancias en los siguientes pasos del procedimiento y permanece intacta el área más amplia posible de la córnea.

También existen otras técnicas menos frecuentes como la implantación de anillos.
Cuando la miopía es alta o existe contraindicación para realizar Lasik, suele desaconsejarse cualquiera de estas intervenciones corneales. La opción puede ser la implantación de las llamadas lentes intraoculares fáquicas (entre la córnea y el cristalino). Estas tienes que estar indicadas bajo un estudio minucioso y preciso.