• C/ Rafael Salas Gonzalez, s/n. Local 1B, 41010 Sevilla
  • 954 33 44 45 / 627 184 835
Miopía
Usted está aquí: Inicio \ Oftalmología \ Miopía

Chica con gafas¿Qué es?

La miopía es un defecto de refracción o error en el enfoque visual. Las imágenes se enfocan por delante de la retina y no sobre ella, lo que dificulta la visión de lejos.

La miopía suele aparecer en la infancia y evoluciona hasta los 20 años aproximadamente, cuando tiende a estabilizarse.

Si el error refractivo es superior a unas ocho  o diez dioptrías, se trata de alta miopía o miopía magna, un tipo de miopía que conlleva riesgos y complicaciones visuales específicas.

¿Cómo se manifiesta?

Una persona miope ve claramente los objetos cercanos, pero percibe de forma borrosa los objetos que se encuentran a distancia. Suele manifestarse en edad escolar, por lo que es importante estar atentos a posibles síntomas de déficit  visual en los niños.

Síntomas comunes

Mirar con dificultad lo que se pone en la pizarra.
Acercarse mucho los libros para leer.
Sentarse muy cerca del televisor.
Entrecerrar a menudo los ojos en un acto reflejo para que los objetos lejanos parezcan más nítidos.

Como la miopía evoluciona durante los años de crecimiento, se hace necesario observar  e ir cambiando de gafas o de lentes de contacto con relativa  frecuencia.

Tratamiento

La miopía no se cura, pero sí puede corregirse mediante el uso de gafas o lentes de contacto. Las personas que desean prescindir de corrección óptica, pueden beneficiarse de la cirugía refractiva. El femto-lasik, se realiza con la creación de un flaps, aplicar el láser para corregir la miopía colocando el flaps in-situ.

MiopiaTambién se realiza con la aplicación del láser en la superficie de la cornea. Principalmente, en la aplicación de láser en las capas superficiales de la córnea . Principalmente en pacientes con córneas de grosor justo, para estos casos es mejor realizar ablaciones con láser Excimer usando técnicas de superficie.

Existen variedades de estos tratamientos, como la PRK (queratectomía fotorefractiva de superficie),   o bien Epilasik (  flap ultrafino de epitelio y mínimo estroma ) o Lasek (flap epitelial).

El más clásico es la PRK, que se realiza de la siguiente forma: Bajo anestesia tópica. Se retira la capa más superficial de la córnea (epitelio corneal) mediante cepillo o desbridado mecánico. Una vez retirada, el láser aplana la córnea siguiendo un programa de tratamiento determinado anteriormente. Esta fase dura pocos segundos. Después se lava con suero la superficie de la córnea y se combina con la aplicación de fármacos que retrasen la cicatrización o fibrosis tisular, como la Mitomicina C, y se coloca una lente de contacto terapéutica.

En otras ocasiones  sobre todo para favorecer una pronta recuperación  visual podemos usar la técnica de RELEX SMILE.   Combina la tecnología del láser de femtosegundos más moderna con una extracción lenticular de alta precisión que pretende ofrecer una corrección refractiva mínimamente invasiva en un solo sistema: Se crea un lentículo refractivo en la córnea intacta y se extrae a través de una pequeña incisión. Sin ablación. Sin flap. Con esta última técnica la recuperación suele ser más rápida.